Manejo de emociones para la ansiedad

por Jimena Patiño20-02-2019

Catarsis

Buscando entender mi ansiedad encontré (y sigo encontrando) muchas respuestas y aún más trabajo que hacer.

Dice la psicoterapia corporal (y otras varias ramas de la psicología) que la ansiedad es nuestro cuerpo y mente en caos por querer suprimir una emoción o sentimiento que tenemos miedo a expresar; y desde esa aproximación comencé a trabajar.

Manejar las emociones y aprender a lidirar de manera saludable con nuestros sentimientos son unas de las habilidades de vida más importantes que una persona puede desarrollar

Aquí hay algunas técnicas que puedes usar:

1-Nombra el sentimiento.

Es la capacidad de identificar los sentimientos. A veces encontramos difícil saber lo que estamos experimentando o quizás simplemente no sabemos cómo identificar nuestros sentimientos. Una vez que somos capaces de hacerlo y articular nuestras emociones, la vulnerabilidad entra en juego, y a menudo no queremos sentirnos así por temor al rechazo. Los mecanismos de defensa como la crítica, la actitud defensiva, la culpa a los demás, el cierre o el uso de la ira para intimidar son algunas de las estrategias a las generalmente recurrimos para “cuidar” la imagen y no sentirnos indefensos.

¿Qué emoción estás experimentando? ¡Ponle nombre! Por ejemplo, ¿estás triste, estresado, enojado, ansioso, alegre, decepcionado, emocionado o avergonzado?  *

2-Acepta lo que estás sintiendo.?

A muchas personas les preocupa que sus emociones las intensificarán. Así que evitan sus sentimientos, con la esperanza de que simplemente desaparezcan. Sin embargo, sucede lo opuesto: la evasión solo alimenta tus emociones. Recuérdate a ti mismo que está bien experimentar tus sentimientos, decirse a sí mismo: "Está bien sentirse ________".

Date permiso para tener emociones, a permanecer en el momento (estar presentes) y a "estar" con tus sentimientos, incluso los que son incómodos.

3-Expresa tus sentimientos.

Expresar un sentimiento es la única forma de liberarlo. Lo puedes hacer escribiendo sobre ellos, hablando con alguien en quien confías, llorando, relajándote o haciendo ejercicio. Solo asegúrate de que sea cual sea la actividad que elijas, no te hará daño ni a ti ni a nadie más.

4-Elige una forma saludable de cuidarte.

"¿Qué necesitas ahora mismo para cuidarte?" Por ejemplo, es posible que necesites un abrazo, una siesta, una caminata, una ducha o un soporte.

  

*Familiarizarse con sus sentimientos

Para comprender mejor tus sentimientos, préstales atención a lo largo del día. Por ejemplo, en un pedazo de papel, registra cómo te siente por la mañana, por la tarde y por la noche. Junto a tu emoción, también escribe dónde lo notas en tu cuerpo y cómo lo expresas.

Otras formas de hacer frente:?-

  • Di tus sentimientos en voz alta: "Me siento __________ en este momento".?
  • Canta tu sentimiento?
  • Toca un instrumento
  • Dar un paseo.?
  • Actividad física.?
  • Estira tu cuerpo.?
  • Dibuja tus sentimientos
  • Arte?
  • Llora

Hablar y procesar emociones con alguien de confianza puede ser útil tanto para liberar sentimientos como para ganar perspectiva.?

Después de probar una actividad, califícala de 1 a 10 (1 es ineficaz y 10 es muy efectiva). ¿Qué tan útil fue la actividad?

Diferentes fases en nuestras vidas traen diferentes desafíos. Pero al equiparnos con habilidades útiles, en lugar de ahogarnos ante la dificultad, podremos montar vallas como una ola.

Estas herramientas me funcionan tanto que ahora lo enseño a padres y maestros para manejo de emociones en adolescentes.