Cómo ayudar a alguien con trastorno de ansiedad

por Michelle Becker31-12-2018

Catarsis

El trastorno de ansiedad no sólo es un reto para quien lo padece, también lo es para quienes lo rodean; ya sea su pareja, papás, hermanos o amigos. En muchas ocasiones puede amenazar una relación o volverla más complicada, pues generalmente quien sufre de ansiedad manifiesta cambios en su comportamiento y muchas veces en su personalidad, puede volverse más agresivo, intolerante, sensible o incluso empezar a evadir situaciones por miedo. Como no hay síntomas físicos es muy difícil comprenderlo si no se vive en carne propia.

Aunque por fuera pareciera que no pasa nada por dentro la persona que sufre el trastorno se desmorona poco a poco; la ansiedad interfiere con su vida diaria y le impide cumplir con tareas que para los demás parecen normales. Muchas veces les es imposible describir o entender lo que les está pasando. 

El sistema de apoyo, o bien su gente más cercana, es una de las partes fundamentales en la recuperación. Es básico que la persona que lo sufre no se sienta solo. 

Aunque siempre es importante revisarlo con un profesional de la salud, aquí te decimos algunos cosas que puedes hacer para ayudar a alguien con ansiedad:

No lo juzgues

Recuerda que la ansiedad no se elige. Es un trastorno serio que se puede superar pero requiere de mucho esfuerzo y trabajo. No lo hagas sentir inferior o minimices sus síntomas ya que él mismo se puede sentir avergonzado de tener ansiedad. Hazlo entender que no tiene nada de malo y que no es menos valioso por eso. 

Evita ciertas frases

No digas cosas como: “deja de pensar en eso”, “sólo te tienes que relajar”, “estás loco”. Esto no ayudará en nada, pues se trata de una enfermedad y no una elección. Si tuviera gripa no le dirías “deja de estornudar y ya”, lo mismo sucede con la ansiedad: no se quita con sólo olvidarte de ella ya que se trata de algo bioquímico que sucede en el cerebro. 

Motívalo

Anímalo a distraerse. Actividades como hacer ejercicio, ver una película o salir a caminar pueden funcionar. Empújalo a tener hábitos más sanos, eso hará una gran diferencia a largo plazo. 

Busquen ayuda profesional

Este es el punto más importante. La ansiedad no se irá por sí sola, se necesita apoyo ya sea de un psicólogo o un psiquiatra. Apóyalo para que busque a un profesional y si es necesario ofrécele tu compañía ya que puede ser muy difícil para ellos.

Sé paciente

Quienes sufren de ansiedad pueden llegar a repetir las mismas preguntas y los mismos temas varias veces. Incluso uno de los síntomas requerir que te aseguren las cosas en repetidas ocaciones. Aunque para ti las respuestas parezcan demasiado obvias o los miedos sean irreales no te desesperes e intenta contestar de la mejor manera, recuerda que es un síntoma del trastorno y no una forma de molestarte. 

Celebra sus pequeñas victorias

Para alguien con ansiedad algunas tareas del diario pueden resultar casi imposibles. Festeja pequeños logros como salir de su casa, pararse de la cama, hacer una llamada o ir por primera vez a terapia. No los presiones a hacer cosas para las que no se sienten preparados. 

Está presente y habla con el 

Que sepa que puede contar contigo y que lo acompañarás en el camino. Puedes hacer preguntas como: ¿en qué te puedo ayudar?, ¿quieres compañía?, ¿necesitas algo?.

Incluso puedes ayudarlo a afrontar sus miedos hablando sobre ellos, muchas veces les costará trabajo verbalizarlo pero una vez que lo logran los puedes ayudar a poner las cosas en perspectiva. En algunas ocasiones sólo necesitan estructurar su pensamiento, pueden responder juntos preguntas como: ¿qué es lo peor que podría pasar si fuera verdad?, ¿tiene solución? Si sí, ¿cuál?. De esta forma podrá ver qué no es tan grave como parece. 

¡OJO!

Cuando vemos sufrir a alguien que nos importa queremos hacer todo por ayudarlo, ten cuidado son sobretproegerlo o realizar las tareas que el evade por ansiedad. Recuerda que el punto es que enfrente a sus miedos para vencerlos y no necesita que lo solapes. A fin de cuentas, la recuperación dependerá sólo de él.

No sirven de nada las soluciones temporales, se trata de superar la ansiedad a largo plazo no de poner una curita en las heridas.

Sobre todo cuídate a ti mismo, no te adjudiques roles que no te corresponden y recuérdale constantemente que va a estar bien, que no está solo y que lo va a superar.