Ansiedad y Embarazo

por Paola Saadia07-10-2018

Catarsis

¿Estás embarazada y sufres ansiedad? O ¿conoces a alguien que lo está? 

¡Esto es para tí! Lo primero que debes saber es que no eres la única:
En un estudio realizado comparando mujeres en el tercer trimestre de embarazo y mujeres no embarazadas, evaluando a ambas mediante el Inventario de Personalidad de Eysenck (EPI), se encontró que las embarazadas estaban más ansiosas y con mayores sentimientos de inferioridad que las no embarazadas.
 
Muchísimas mujeres en el mundo están pasando por lo mismo que tú.
¿A qué se debe?: Existen diversos factores por los cuáles puedes estar pasando por esto; el miedo ante las complicaciones del parto o la salud del bebé, la pérdida de control o traumas previos al embarazo, la falta de apoyo social, el temor al dolor o la falta de estrategias para afrontar lo que viene, son solo algunos ejemplos de lo que te podría estar causando tanta ansiedad.
 
Es importante que sepas que hay evidencia de que la ansiedad excesiva durante el embarazo se puede asociar con algunas alteraciones en la formación del bebé (Hanson y cols., 2000) como bajo peso al nacer y cambios en la actividad y desarrollo del mismo (DiPietro y cols., 2003). Lo que también puede dar lugar a modificaciones en su funcionamiento, comportamiento y estado emocional  (O’Connor y cols., 2002).

Por todo lo anterior es necesario detectar, diagnosticar y tratar la ansiedad perinatal lo más pronto posible. El problema es que existen barreras, ya que culturalmente se considera el embarazo como un ¨período feliz¨ y muchas mujeres se sienten culpables por estar ansiosas o tristes durante esta etapa, entonces no hablan del tema o peor aún, no piden ayuda.
 
Padecer ansiedad durante el embarazo puede causarte mucho sufrimiento y no solo a ti, también a tu pareja y a toda la familia.  Desgraciadamente muchas veces es minimizada por los otros y si tú no le das la importancia que tiene, nadie se la podrá dar.
 
Hay muchas cosas que puedes hacer por ti, aquí te va una pequeña lista de cómo comenzar:

  • Habla con alguien acerca de lo que sientes: ir a terapia te ayudara a identificar las causas de tu ansiedad, reconocerlas y aprender a manejarlas.
  • Practica Mindfulness (para lograr un profundo estado de conciencia por medio de diferentes técnicas de meditación), actualmente existen muchas apps que te pueden ayudar y lo puedes hacer desde tu casa.
  • Enfócate en el presente: muchas veces la ansiedad viene por el miedo al futuro (claro que es normal que estés asustada, vienen muchos cambios) pero tienes que enfocarte en lo que estás viviendo hoy y confiar en que todo va a salir bien.
  • Aclara tu mente: esto es muy sencillo y útil. Has una lista de tus dudas y miedos. Una vez que la tengas comienza a resolverlos. Acércate con otras mujeres que hayan pasado por lo mismo: amigas, tías, vecinas cualquiera que consideres pueda darte la calma que necesitas recibir.
  • Homeopatia, acupuntura, aceites esenciales... Actualmente recibimos cientos de publicidad, es sólo cuestión de que elijas cuál y te entregues al tratamiento! Todo sirve si tú estás lista para que te puedan ayudar.
  • Regálate un tiempo para ti: me imagino que pasas mucho tiempo con preparativos para cuando llegue el bebé, más la rutina que ya tenías antes de enterarte del embarazo. Esto está muy bien, pero necesitas enfocarte también en ti. Busca una clase, un hobby, un tiempo para ese libro que tienes ganas de leer hace tiempo o cualquier cosa que te haga feliz a ti.
  • Cuídate: no te olvides de ti, come bien, descansa y sal a caminar. Recuerda que quien mas necesita de ti eres tú.
  • Aléjate de cualquier cosa que no te sirva, no te ayude o te ponga peor. ¿Qué quiero decir con esto? Te voy a dar un ejemplo: si estás viendo una serie y sale una mujer embarazada con muchísimos problemas o una mamá primeriza a la que todo en su vida le  está saliendo mal y cada que terminas un capituló estás peor, probablemente no sea el mejor momento de tu vida para ver esta serie. Y lo mismo aplica con todo.

Por último, pero no menos importante, si has intentado todo esto y los síntomas continúan, no dejes de platicarlo con tu ginecólogo. Juntos encontrarán el mejor camino a seguir para que puedas terminar tu embarazo lo más tranquila posible. Existen medicamentos que puedes llegar a tomar si la ansiedad es excesiva y tu vida o la del bebé podrían estar en riesgo. 
Y recuerda, habla de lo que sientes, es el primer paso para sentirte mejor.

Psicoterapeuta Pola Saadia 

@ser.tuu