Sólo Por Hoy

17-06-2019

Catarsis

A veces el problema de no lograr las cosas que nos proponemos, es por ponernos metas a muy largo plazo, sin objetivos claros, prometemos cosas sin pensar en como lo llevaremos a cabo. En la terapia de alcoholismo se usa un método que ayuda a acercarnos cada vez mas a nuestros cometidos, con la promesa de “solo por hoy”.

En temas de ansiedad por ejemplo en mi caso, era imaginarme en unos años libre de ataques de pánico, de ansiedad, comiendo sano, meditando, teniendo buen cuerpo, pero nunca ponía fechas, horarios, nada, solo promesas ambiguas que no me llevaban a nada mas que a desesperarme. 

“A partir de hoy haré ejercicio todos los días, comeré bien y meditaré”
Comprometía días y horas solo con decirlo o prometerlo y cuando por alguna razón no lo lograba era una culpa gigante y una cadena abandonando poco a poco mi cometido, hasta que conocí el lema “solo por hoy”. 

Lo único que tenemos seguro es el hoy, ayer es pasado y mañana quien sabe si venga, entonces teniendo seguro el HOY puedo comprometerme a lograr cosas HOY, mañana no se pero mínimo por HOY lo voy a lograr.

Mis mañanas empezaron a ser diferentes, con un lema de vida, que comprometía que durante 12 horas iba a comprometerme a hacer todo lo que estuviera en mis manos para disminuir mi ansiedad. 

“Solo por hoy me voy a comprometer a mantener mi mente en pensamientos positivos, voy a comer alimentos que beneficien mi estado de ansiedad, voy a hacer ejercicio durante una hora libre que dedicare a eso, voy a dedicarme a sonreír,  a saludar a las personas a mi alrededor, solo por hoy estaré bien” 

Esto se volvió cada vez más sencillo acomodando mis actividades para facilitarme las tares de HOY. 

Todos los días durante 3 años y contando, ha sido mi promesa diaria al abrir los ojos, claro que hay veces que no cumplo todas las metas, hay otros que son días malos pero el limitarme a comprometerme solo con un día cambió en definitiva mi compromiso, el ponerme esa meta a tan corto plazo, me ayudó a esforzarme para lograrlo y así ir acumulando días buenos y haciendo hábitos que me han acompañado todo este tiempo. 

Por eso te invito a que no te prometas una vida sin ansiedad, prometete que solo por HOY vas a estar bien.